Una tienda virtual requiere la planeación de un método de envío para los productos ofrecidos. El método de envío es importante para llegar a las ubicaciones en las que nos interesa vender nuestros productos, pero muchas veces pueden limitar el rango de servicio.

Elección de método de envío

Pará elegir el método indicado debemos obtener información sobre los proveedores que ofrecen el servicio de envío y cuáles están disponibles en cada ubicación a la que nos interesa llegar. Pará el transporte de mercancías debemos elegir un proveedor que se ajuste a nuestras necesidades, algunas herramientas tecnológicas nos facilitan el trabajo al darnos la opción de encontrar uno tan solo añadiendo la ubicación a la que deseamos enviar nuestro producto. Es importante conocer el producto que vamos a enviar, es diferente enviar ropa a enviar muebles, también son diferentes los requisitos para enviar comida o mascotas.

Información de producto y entrega

Debemos elegir un costo estándar que sea cómodo para el usuario y que este especificado al momento de la compra, los usuarios esperan ver el costo de envío al momento de su compra que incluya la información de entrega y los plazos. Por ejemplo, si nuestro objetivo es la venta de mobiliario, debemos tener en cuenta que su peso y medidas aumentarán el costo y que además debemos elegir una opción que nos permita el transporte de muebles, con ello podemos obtener una aproximación de los requerimientos para enviar nuestro producto. Es recomendable pensar en cómo se enviará el mueble, es decir, si lo enviamos desarmado o no, en el caso de enviarlo desarmado debemos brindar instrucciones y los elementos necesarios, tornillos, patas, puertas, etc. Teniendo esta información puedes obtener un listado de posibles proveedores que presten el servicio de trasporte para la ubicación en la que deseas realizar la venta. Debes elegir uno que sea confiable y que permita el trasporte del producto que deseas vender, ello hablará bien de tu marca y aumentará la confianza del usuario para futuras compras.

Conclusión

Realizar una tienda virtual es una tarea sencilla cuando utilizas un CMS que te apoya en la labor de gestión del sitio y te aporta herramientas para la promoción y comercialización de los productos. Existen varios CMS que podrás utilizar para la realización de tu tienda virtual, puedes probar con WordPress, usando el plugin de Woocommerce, o probar con Shopify o Joomla. Si combinas este trabajo con la investigación adecuada para elegir los proveedores que más te convienen a la hora de entregar tus productos, tu marca tendrá una buena reputación y tus ventas aumentarán, así como, la confianza de tus clientes. Debes tener información clara sobre el producto que vas a comercializar, es importante tener en cuenta su material, su peso, su tamaño, entre otras cosas para elegir el proveedor que lo transportará. Es recomendable elegir un grupo objetivo de clientes potenciales, esto determinará las ubicaciones a las que necesitas llegar y te ayudará en la elección del proveedor indicado. Las herramientas tecnológicas que están disponibles te ayudarán a facilitar la tarea de elección y comparación de proveedores, con el fin de obtener mejores resultados en las ventas y una mayor confianza en la entrega de tus productos.

Share This