La cuarentena ha impulsado nuevas soluciones para la trasformación digital de las naciones y empresas. Las propuestas tienen como objetivó incrementar los servicios electrónicos que prestan los gobiernos y compañías.  La mayoría de las acciones están encaminadas a proveer facilidades a los usuarios para la realización de tareas comunes, que son difíciles de realizar durante el confinamiento. La crisis sanitaria ha incentivado la rápida trasformación digital de varios sectores, pero aún queda mucho trabajo por realizar en las comunidades apartadas. Uno de los retos principales de los gobiernos latinoamericanos es la adecuación de las infraestructuras locales para proveer el servicio de internet en todas las regiones de cada nación.

Posibles Soluciones

Muchas personas en Latinoamérica viven en la pobreza extrema, situación que no les permite acceder a los servicios virtuales que los gobiernos y las sociedades ponen a su disposición. La educación e información acerca de las herramientas de internet y las capacidades digitales de los negocios es de suma importancia para generar equidad en la sociedad. Son necesarios proyectos que tienen como objetivo aumentar la capacidad técnica de las personas con el fin de generar nuevos esquemas de negocio que permitan la virtualización. En la mayoría de países latinoamericanos tenemos en común el problema de la corrupción gubernamental. Debido a la corrupción, la respuesta de los gobiernos a las nuevas necesidades de los ciudadanos ha sido tardía, además en cada acción llevada a cabo existe alta probabilidad de desigualdad y fracaso. Es momento de intentar que nuestros aportes sean técnicos en lugar de monetarios, recomendable hacer propuestas que no tengan como fin la recolección de dinero sino el aporte voluntario de conocimientos técnicos. Para explicarlo pongamos algunos ejemplos:

  • Una aplicación web de crowdfunding que en lugar de ofrecer opciones monetarias para apoyar las propuestas, ofrezca opciones de voluntariado técnico para desarrollar cada una de los requerimientos de la propuesta. La opción de un “crowdfunding de voluntariado” elimina la recolección de dinero y evita la probabilidad de corrupción, además genera valor al voluntario, quien aporta sus conocimientos e incrementa su experiencia, al mismo tiempo la realización del proyecto propuesto puede facilitarse.
  • Una de las soluciones que más me ha llamado la atención es el uso de las impresoras 3d para la realización de respiradores y material sanitario que son tan necesarios en estos momentos de crisis. Quien posea una impresora 3d puede colaborar sin necesidad de un intermediario, haciendo más sencilla la creación de estos elementos.
  • Otro de los problemas más notorios en Latinoamérica es el alto porcentaje de trabajo informal, esta situación se ha convertido en un gran reto para los gobiernos locales a quienes se les dificulta proveer la debida protección, pues la gran mayoría de estas personas no hacen uso de cuentas bancarias a las cuales se puedan destinar las ayudas. La mayoría “viven al dia”, por lo tanto la cuarentena los afecta mucho más, no tienen una forma de subsistir sin salir de su casa. Es la comunidad a la que deben priorizarse nuestros esfuerzos, pues ellos no reciben la mayoría de las ayudas gubernamentales y tampoco tienen una opción adecuada para trabajar. La transformación digital puede ayudar a superar este problema suministrando herramientas virtuales que permitan a los trabajadores informales la comercialización de sus productos o servicios, no obstante, es necesario aportar facilidades para la apertura de cuentas bancarias y proporcionarles una capacitación adecuada en herramientas de internet. Por ejemplo una propuesta para el desarrollo de un “Marketplace” que les permita la comercialización de sus productos o servicios desde de su casa. El reto es aún mayor, pues muchas de estas personas tampoco tienen acceso a internet, y mucho menos dispositivos electrónicos.

Conclusiones

Las ayudas del gobierno no deben ir encaminadas a la creación de deuda, es decir, no entregarlas mediante préstamos bancarios, sino, mediante subsidios que ayuden a reducir la desigualdad social de la mayoría de nuestras naciones. La crisis sanitaria es sin duda una oportunidad para la transformación digital que los gobiernos latinoamericanos no pueden desaprovechar. Es momento de adecuar las infraestructuras locales, con el fin de proveer servicio de internet al 100% de la población en el mediano plazo. El año pasado hablábamos de la importancia de la trasformación digital de los gobiernos y compañías, con la crisis sanitaria es una necesidad, debe desarrollarse lo antes posible.

¿Cuáles son tus opiniones respecto a este tema? Déjame tus inquietudes en los comentarios y si te ha gustado el articulo por favor compártelo ¡Muchas gracias!

Share This