Los últimos días hemos vivido en Bogotá las protestas contra la policía por la muerte del abogado Javier Ordoñez, luego de que el video de su arresto fuese publicado en redes sociales exponiendo la brutalidad policial a la que fue sometido. La muerte del abogado no es la razón principal de las manifestaciones, pero fue el detonante de tantas otras situaciones similares de abuso policial que vivimos día a día en Colombia. La tecnología ha cambiado la manera en que percibimos el mundo, el Internet ha logrado globalizar las culturas, ha incrementado la similitud de ideales sociales y cada día avanzamos mas hacia una heterogeneidad social. Nos encontramos camino hacia la 4ta Revolución Industrial, y con ello, se darían grandes cambios en la economía, la sociedad, la política, entre muchas otras cosas. La policía colombiana no parece actuar como una entidad gubernamental sino como un grupo al margen de la ley según se aprecia en varios de los videos que circulan en las redes sociales, y ese comportamiento criminal parece ser sistemático. La muerte del abogado es el detonante de tantos abusos de poder e incluso hurtos y secuestros en los que se ha visto envuelta continuamente la policía nacional.

Video que demuestra los disparos indiscriminados de armas de fuego:

Las protestas pacíficas que buscaban generar consciencia y manifestar nuestra inconformidad, fueron repelidas violentamente mediante más asesinato, más tortura y más indiferencia. Las cifras señalan más de 12 muertos y más de 70 heridos de bala, exponiendo que existieron disparos indiscriminados por parte de la fuerza pública para “controlar” la protesta. Ningún policía falleció, los 12 muertos son civiles asesinados por la policía, quienes han tratado los casos como la consecuencia de “balas perdidas”. Uno de los manifestantes fallecidos tiene 4 heridas de bala en su cuerpo, que demuestran que no fue un error de cálculo, ni una bala pérdida, sino una orden policial.

Las redes sociales han generado un cambio social en la manera de comunicarnos, han ayudado a crear grupos objetivos basados en intereses personales, que ahora no son descritos como un conjunto de perfiles similares que encajan en un determinado grupo de interés, sino que individualizan esos intereses para generar una comunicación bidireccional en donde lo mas importante es la interacción. Las redes sociales han permitido que todos tengamos la posibilidad de opinar, y de esta manera afectar a varios otros con nuestras ideas. Hay muchos puntos de vista, y las estrategias publicitarias ya no se detienen en su lanzamiento, porque el significado de nuestras acciones lo aporta la comunidad. Las redes sociales han sido garante de la denuncia civil, ya que las autoridades pretenden ocultar al mundo su posible actuar dictatorial. Los gobernantes no visualizan el poder de las redes sociales, no creen que el mundo haya cambiado y que la población tenga el arma más poderosa que nunca haya poseído, su celular.

La política se ha visto afectada por el Internet, las redes sociales se han convertido en un medio de comunicación entre los dirigentes y el pueblo. Los presidentes utilizan Twitter para hacer sus declaraciones oficiales, anunciar obras publicas, y también para arremeter contra sus contrincantes. Una de las ventajas es que la población hoy día esta mas enterada de la política de sus estados, y que de alguna manera ve una cercanía con sus dirigentes al seguirlos en redes sociales. La desventaja principal es que la política se basa en la lucha de poderes, y las redes sociales permiten a los políticos expresarse en contra de sus contrincantes, por ello se incrementa la discordia y se crea división entre el pueblo.

Una democracia obliga que exista una oposición, al tener opciones para la elección de dirigentes, siempre van a existir ganadores y perdedores de esas elecciones. Esta oposición se ha visto afectada negativamente por las redes sociales, pues en el pasado buscaba realizar obras para darse a notar y de alguna forma balanceaba los gobiernos con progreso, al no estar al mando debía trabajar en lo que se olvidaba y con ello los ciudadanos nos beneficiábamos de la política. Hoy día esta oposición se centra en la destrucción de las obras de sus contrincantes y no realizan ninguna, con el fin de poder realizarla ellos en su mandato. La oposición ha condicionado su trabajo a la obtención de cargos públicos, y se han olvidado de trabajar por el país. Anteriormente era poco lo que hacían, pero hoy día ese poquito lo extrañamos. Parece que seguiremos igual a través de los años, puesto que la propuesta política de la oposición es basada también en un totalitarismo, pero esta vez del grupo contrario, nos han dado a elegir entre el señor Jones y el cerdo Napoleón, y denigramos de cualquiera que piense diferente. Bien decía Gabriel García Márquez, cuando se refería a Macondo en su exitosa obra “cien años de soledad”, “En Macondo no ha pasado nada, ni está pasando ni pasará nunca. Este es un pueblo feliz”. Acá en Colombia nunca pasa nada, nunca pasará nada, pues nuestra población está arraigada en la cultura cristiana de poner la otra mejilla, aquella que considera rencor todo pedido de justicia. Dos grupos criminales que desean el poder, dos mesías que han decidido acabar con la nación persuadiendo a la población para que considere que la protegen. Las redes sociales pueden empoderarnos, pero también pueden someternos, es nuestro deber estar alertas, no considerar los discursos políticos como mandamientos sagrados, no ver a nuestros gobernantes como mesías que vienen a salvarnos, pues de desearlo, ya habrían podido hacerlo, nuestra ayuda está condicionada por su elección así naden en dinero.

Los cambios que se han dado en el ámbito digital han sido objeto de análisis durante los últimos años, las redes sociales, los dispositivos móviles, el Internet de las cosas y la inteligencia artificial han permitido que la sociedad se globalice y que las marcas cambien su manera de hacer publicidad. También han generado grandes cambios en la manera en que cada persona percibe el mundo, los vídeos se han convertido en un arma que la sociedad ha usado para defenderse de los atropellos de sus dirigentes y autoridades publicas, las redes han ayudado a compartir nuestras opiniones e ideales y así han polarizado la política, pero ademas han permitido denunciar la corrupción. Sin duda alguna el Internet ha dado poder al pueblo, lo que en muchas ocasiones genera una lucha entre los gobiernos y la población civil.

Share This