Hace aproximadamente 3 o 4 años empecé a investigar acerca del Bitcoin, para ese entonces el costo de un Bitcoin no superaba los 300 dólares y su uso no era frecuente para compras por fuera de la Deep Web. En aquel entonces no compré debido a que no lo necesitaba, y como no representaba una “rentabilidad”, no le di mucha importancia y tampoco la considere una divisa. Gran error del que me arrepiento, ya que pronto su precio empezaría a subir sin pausa.

En los años siguientes empezó a aumentar el uso de la moneda, al aumentar la demanda empieza a aumentar la oferta por lo que el incremento del valor del Bitcoin fue algo lento en un principio y luego, gracias a su fama, incremento su uso y llevo a la cripto-moneda a subir de costo en lapsos de tiempo demasiado cortos.

A principios de este año me decidí a entrar en el negocio, empecé a investigar de nuevo e intentar descubrir cuál sería la mejor forma de inversión con respecto a este negocio, porque ya lo veía como un negocio. Aunque el Bitcoin es una divisa electrónica que destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio, es una divisa realmente volátil, en la que es difícil confiar a largos plazos. Esa volatilidad es la que ha hecho que no existan tantos inversionistas y ha mantenido la demanda bajo control permitiendo que cada vez su costo aumente. También fue la volatilidad la que me llevo a pensar que mejor que invertir en “Trading” de cripto-monedas, debía invertir en la minería de ellas, reduciendo los riesgos y aumentando las oportunidades de ganancia.

Hay algo que me interesa muchísimo de las cripto-monedas y es su carácter descentralizado, la falta de control de las monedas por parte de alguna entidad hace que su uso sea completamente anónimo, que no dependa de ningún banco para poderse transferir. Se debe tener en cuenta que las divisas centralizadas como el Dólar o el Euro tienen un emisor central, mientras la cripto-moneda es producida por la minería, es decir por personas y empresas alrededor del mundo que invierten sus recursos para minar cripto-monedas.

Características de cripto-monedas

Algunas de sus características son las que me hacen pensar que puede llegar a ser un negocio rentable a futuro, sin embargo no hay que confiarse en todas las variedades de cripto-monedas pues hay algunas demasiado frágiles que pueden llegar a desaparecer rápidamente.

Características

  • Generalmente son descentralizadas, no poseen una entidad de control.
  • No hay intermediarios, las transacciones se hacen directamente. Sin embargo hay plataformas que permiten el intercambio y cobran una comisión.
  • Es prácticamente imposible su falsificación gracias a su sistema criptográfico.
  • Las transacciones son anónimas, no se revela la identidad y mantiene la privacidad de las inversiones.

Inversión en minería de cripto-monedas

La investigación que he realizado está enfocada en determinar  la rentabilidad que ofrecen las negociaciones con cripto-monedas, mi preocupación principal es no invertir dinero que no pueda recuperar o que demore mucho tiempo en su recuperación, ya que la volatilidad de la moneda no produce confianza en los largos plazos. Esta es la razón por la que considero que en estos momentos es mejor la “minería” que el “trading”, ya que con el trading debemos esperar que el valor incremente con respecto al costo pagado en la compra, con la minería no es necesario aunque si recomendable esperar a que los costos estén altos antes de vender.

No me considero un conocedor de este tema, realmente creo que me falta mucho por aprender, pero es necesario arriesgarse algunas veces para no dejar pasar oportunidades, eso sí, reduciendo el riesgo lo máximo que se pueda. Este año tengo planeado ir a vivir en la ciudad de Cali, Colombia, por lo que estere comentando como se puede llevar a cabo el negocio de la minería en esta región del país y si es o no rentable frente al costo de energía y de los equipos.

Share This